De Inglaterra a Francia, la travesía de cruzar nadando el Canal de la Mancha

0

Entrevista con Ross Paterson, Global Account Manager Pfizer, BCD Travel
Por Cecilia Ávila

Cruzar el Canal de la Mancha se ha convertido en uno de los mayores retos para los nadadores de aguas abiertas. Una proeza que requiere mucha determinación y entrenamiento. Entrevistamos a Ross Paterson, GAM de BCD Travel quien recientemente realizó esta hazaña.

¿Qué te hizo decidir conquistar el Canal Inglés, qué fue lo que te inspiró?
Siempre he sido un nadador, empecé a nadar cuando era un niño pequeño y me he dedicado mucho a ello. Viví en Australia antes de venir a Nueva York por cuestiones de trabajo. Hice la transferencia desde la ciudad de Sidney donde se acostumbra mucho nadar al aire libre. Este fue el siguiente gran reto como nadador, el pináculo de nadar en el océano, algo que pensé en hacer durante los últimos 10 años y retarme a mí mismo, algo que quería completar. Fue así como decidí inscribirme con 10 meses de anticipación que es lo requerido.

¿Cómo te preparaste para este reto?
¡Nadando mucho! Son 21 millas que debes completar y quizás más debido a la corriente, fui afortunado por el antecedente de mi experiencia. Estuve entrenando y nadaba de 3 a 4 veces por semana. En los últimos 6 meses nadaba diario lo cual es todo un reto en Nueva York, no hay muchas instalaciones públicas para hacerlo pero logré encontrar una buena alberca así como un buen grupo con quien nadar lo cual fue bueno también en el aspecto social. Llegué a nadar incluso dos veces al día y completar 45000 metros a la semana. Probablemente no fue el entrenamiento ideal debido a que es mejor en mar abierto. Fui a un par de eventos organizado en lagos y organicé un par de nados en el océano. Algo importante a considerar también es que hay que acostumbrarse a la temperatura del agua.

¿Cuál fue el punto culminante mientras nadabas? ¿Algo interesante sucedió que recordarás siempre?
Probablemente recordaré todo lo que sucedió durante el día, fue un gran evento. Lo mejor fue el apoyo que recibí de mis colegas, fue maravilloso, siguiendo mi trayectoria y dándome valor. Mi familia y algunos amigos me acompañaron, viajaron desde Australia y me sorprendieron enormemente con todo su apoyo. Había 5 personas acompañándome desde la embarcación, un equipo de apoyo cuidándome. El trayecto me tomó 11.5 horas, deteniéndome cada media hora por algo de comer o beber, principalmente líquidos, electrolitos y carbohidratos. Mis amigos me ayudaban con ello, uno estuvo tomando fotos e incluso otro amigo que también es nadador, entró a nadar conmigo en la última hora del trayecto, creo que para ellos también fue una gran experiencia. No vi mucho de vida marina pero sí muchas medusas que me picaron un par de veces en la cara, el pecho y en las piernas, aunque no fue nada grave. La contaminación marina también se hizo presente ya que encontré algunas bolsas de plástico en el camino.

¿Quién conformaba tu equipo de apoyo y qué tan importantes fueron para ti?
Mi familia y amigos. Creo que son las mejores personas para apoyarte, es un trayecto muy largo y te conocen. Tengo un amigo que es entrenador personal y es muy bueno en temas motivacionales, otra amiga que es muy buena con las redes sociales y estuvo publicando fotos donde mucha gente estuvo siguiéndome, mi padre también estaba en el barco.

¿Qué enseñanzas te deja esta experiencia de vida?
Creo que no debes subestimarte a ti mismo, es decir, tuve el entrenamiento pero estaba un poco aprehensivo porque todos me decían que iba a hacer un gran trabajo y lograrlo pero no lo sabes con certeza hasta ese día donde tienes que creer en ti, estar convencido. Tampoco debes subestimar el apoyo con el que cuentas; siempre tuve conmigo a mi familia y amigos y me quedé sorprendido por todo el apoyo de más gente que me felicitaba. El equipo de gerenciamiento de cuenta de Pfizer de diferentes países siguiendo mi experiencia y apoyándome, ¡incluso enviándome fotos de sus familias apoyándome! La gente respetó el que yo hiciera algo diferente, algo que requirió mucho esfuerzo, todo mi cuerpo y energía. No creo que repita la experiencia pero definitivamente seguiré nadando. El próximo verano hay un gran evento para nadar alrededor de Manhattan –de mayor distancia- que será más rápido ya que se nada con la corriente. No hay que tomarlo con tanta seriedad y definitivamente hay que disfrutarlo, sé que para la próxima ocasión será más sencillo porque ya tengo más confianza en que puedo lograrlo.

Comparta este artículo:

Deje un Comentario

Login


Username
Create an Account!
Password
Forgot Password? (close)

Create an Account!


Username
Email
Password
Confirm Password
Want to Login? (close)

forgot password?


Username or Email
(close)